No hay amor más sincero que el amor a la comida

Mercado de Abastos de Ávila

AV_4
AV_1
AV_2
AV_3
AV_12
AV_13
AV_11
AV_5
AV_8
AV_9
AV_10
linea-separadora-azul

Localización:

Ávila (AV)

Superficie:

4.200 m²

Año:

2018

Autor:

Robello arquitectos

Tipología:

Equipamiento Público, Patrimonio

linea-separadora-azul

“Casi perdida entre la niebla del crepúsculo y encerrada dentro de sus dentellados murallones, la antigua ciudad, patria de Santa Teresa, Ávila, la de las calles oscuras, estrechas y torcidas, la de los balcones con guardapolvo, las esquinas con retablos y los aleros salientes. Allí está la población, hoy como en el siglo XVI, silenciosa y estancada.”
Gustavo Adolfo Bécquer, 1864

La regeneración del Mercado municipal de la “Plaza de Abastos” supone un nuevo impulso para Ávila. Ciudad acogedora, amable, patrimonial. En pleno centro histórico la vida discurre tranquila entre vecinos, comerciantes, oficinistas, visitantes.

Proponemos crear una calle, que discurra a través de la plaza de abastos. Una calle cubierta pero abierta. Amplia y a resguardo de la climatología. Una calle que forma parte del recorrido entre el Mercado Chico y la Catedral. Buscamos completar la accesibilidad universal a través de las cuatro fachadas con acceso en planta semisótano y con un paso permeable a través de puestecitos de mercado y una una zona para degustar los productos.

Y proponemos llenar de luz natural la plaza. Luz cenital a través de grandes lucernarios que atraviesan el edifcio, desde cubierta hasta sótano. Dos lucernarios crean grandes huecos en los forjados que permiten a su vez organizar los diferentes usos del edificio y colocar las comunicaciones verticales.  Se crean grandes espacios conectados, en los que vender, comprar, comer, beber, observar, trabajar o descansar. Los lucernarios son practicables, aportando mayor superficie para la ventilación natural del mercado. Para cubrir los lucernarios optamos por una envolvente ligera y económica de policarbonato. Buscamos un efecto translúcido, que sugiera acciones tras la envolvente. Buscamos una luz tamizada, suave y cálida.

El mercado municipal es un edificio mixto que aglutina, junto al uso principal comercial, dependencias del ayuntamiento de marcada afluencia. Para compatibilizar ambos usos y crear sinergias, aparecen en las tres plantas amplias zonas de comunicación, abiertas y conectadas visualmente entre sí.

La estrategia a seguir ha sido desmatelar interiormente el edificio de los años 50, respetando y liberando la retícula estructural de hormigón armado, y por otro lado la fachada. Una nueva geometría diagonal nos permite conectar la retícula interior con el ritmo exterior de los huecos de fachada.

La reforma está pensada teniendo en cuenta criterios de eficiencia energética, sostenibilidad, mantenimiento, viabilidad constructiva. Además de las estrategias pasivas de luz y ventilación natural, una nueva caldera de biomasa permite abastecer al edificio de ACS y climatización a través de suelo radiante. El conjunto se completa con una bomba de calor para aire acondicionado en verano. La fachada se reviste de mortero de cal aislante para mejorar la inercia térmica del edificio.

  • Gracias x Compartir!